¿Qué es el merecimiento y cómo se genera?

Golden eggs on blue pastel background

El merecimiento es la puerta abierta que nos permite recibir todo lo que deseamos y logramos. Para ello, debemos trabajar nuestro comportamiento mejorando como persona para alcanzar lo que deseamos y además, estar dispuestos a recibir esa especie de recompensa.

Si quieres aprender más sobre lo qué es el merecimiento y cómo se genera, te invito a acompañarme en esta oportunidad.

¿Qué es el merecimiento?

Se conoce como merecimiento a la acción de recibir que aprendemos desde nuestra niñez infundida por el contexto social donde vivimos.

La sociedad no sólo nos enseña a ser amables gracias a nuestros valores, sino aprender a compartir con familiares, amigos y hasta extraños. También aprendemos a sentirnos merecedores de recibir gratificaciones como resultado de nuestro comportamiento.

Dejando así, la mente abierta para recibir con agrado lo que deseamos, proyectamos y logramos alcanzar. Sin embargo, muchas veces tenemos que hacer un cambio en nuestro comportamiento cuando sentimos que nos estancamos, debido a que presenciamos situaciones o momentos que no nos merecemos y vemos que no avanzamos para alcanzar los que deseamos.

Por lo tanto, nos toca analizar nuestro “yo interno” y darnos cuenta que somos nosotros los únicos responsables de merecer todo lo que nos que sucede. Por lo general, muchas veces somos quienes nos limitamos con los prejuicios y baja autoestima en alcanzar lo que deseamos y hemos proyectado.

A partir de ese instante, es cuando empezamos a trabajar en acciones que eleven el sentimiento del merecimiento y nos ayuden a transformar el cambio de nuestra conducta para obtener lo que nos merecemos. Tenemos que entender que el sentirnos con una elevada autosuficiencia nos limitará a pedir ayuda de otras personas.

Nos avergonzamos de exteriorizar nuestras necesidades queriendo siempre resolver sólo estos problemas, aunque sepamos que no podemos resolverlo. Sin embargo, por orgullo no queremos recibir el apoyo de nadie y este erróneo comportamiento nos hace sentirnos angustiados, infelices e incomprendidos.

Es necesario cambiar nuestro comportamiento, trabajando en acciones que realcen nuestro merecimiento para lograr lo que deseamos. Es el momento de entender que merecemos todo lo bueno, agradable y positivo que la vida pueda darnos y que deseamos para ser felices. Además, debemos estar dispuestos abiertamente para aprender a recibir nuestros méritos con la ayuda de otras personas para alcanzar lo deseado. De esta manera, enaltecen nuestro merecimiento con palabras de admiración, gestos bonitos, positivas oportunidades, ayuda, amor, regalos y hasta personas que la vida ha colocado en nuestro camino.

Aprendamos a entender el merecimiento Para que aprendamos a entender mejor el por qué merecemos obtener las cosas, tenemos que conocer la magnitud de sentirnos merecedores de todo aquello que recibimos. Sin duda, hacernos sentir que merecemos algo incluye 2 factores importantes que están en relación directa con nuestro crecimiento personal y con el estilo de vida que deseamos, como son: la autoestima y la abundancia con prosperidad.

Relación entre la autoestima y el merecimiento

Existe una relación directa entre la autoestima y el merecimiento, debido a que cuando nos sentimos merecedores de lo que nos sucede desarrollamos una alta autoestima. Al proyectar lo que deseamos atraemos hacia nosotros seguridad y certeza de lo anhelado. Al mismo tiempo, traemos también sentimientos positivos que nos hace sentir bien como personas, sintiéndonos merecedores de todo lo bueno y agradable que la haga feliz. De lo contrario, sentirse no merecedora destruirá nuestra autoestima, siendo afectado el amor propio.

Relación entre merecimiento, abundancia y prosperidad

Estos 3 factores están directamente ligados en proyectar una alta energía para su existir, haciendo sentir a la persona merecedora de todo lo bueno que la vida le proporcione. En este sentido, es necesario trabajar en el merecimiento, cultivando acciones que nos hagan sentir merecedores de todo lo deseado en abundancia y prosperidad, aplicando el gran poder de la Ley de la Atracción.

¿Cómo se genera el merecimiento?

El merecimiento es un sentimiento que se debe cultivar, ya que no pasa por la razón. No se trata de repetir y convencerte todos los días que mereces algo si así no lo sientes, porque sólo así estarás forjando contradicción y confusión en tu vida. Para poder tener certeza sobre lo que mereces, tu merecimiento tendrá que estar en sintonía con lo que sientes. En otras palabras, si no sientes que mereces algo, a pesar que te repitas en tu mente por muchas veces que sí lo mereces, entonces no llegará aquello que realmente anhelas.

En caso que sí suceda, pero no sientas que mereces recibirlo, aquello que tanto deseaste se irá porque no serás capaz de sostenerlo. En definitiva, es necesario un cambio en tu interior que permita sentirte merecedor.

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sucríbete para recibir información directamente en tu correo
Artículos recientes
Testimonios

¿Necesitas una consulta? Pide tu agenda aquí

Pide tu cita

Nos comunicaremos contigo lo más rápido posible para confirmar disponibilidad

X