Síndrome del impostor

F A K E

Las personas que padezcan del síndrome del impostor experimentan una duda constante de sentimiento de fraude intelectual. Estos individuos piensan que no merecen el éxito que hasta los momentos han alcanzado y por ende, se sienten mal por ello. En el siguiente artículo te hablaré acerca del fenómeno del impostor, como también es llamado. Conocerás con exactitud qué es, sus causas, síntomas, comportamientos, las técnicas que se puedan usar para superarlo.

¿Qué se entiende por el Síndrome del Impostor?

Se trata de un estado abrumador lleno de sensaciones que tienen merecimiento a los éxitos de una persona. Este tipo de estado mental hace que la persona tenga pensamientos negativos que lo convencen de que no es realmente tan listo o inteligente frente a los escenarios que a diario puede enfrentar.

Esto pone en duda su creatividad, talento, y capacidades. Es una sensación de sospecha que los logros obtenidos se deben a simple suerte de la vida, el buen momento por el que se está pasando, o pura mera casualidad. Por lo general, también viene acompañado de un nivel de temor que algún día sean descubiertos con un fraude.

Este síndrome puede llegar a ser relacionado con otros tipos de sentimientos de dudas, como el del miedo al éxito, miedo al fracaso o el de auto – sabotaje.

No es un trastorno de entidad médica y puede ser superado. A menudo, esta variante mental ataca en aquellos momentos de éxitos que se pueda vivir como: empezar un nuevo empleo, recibir elogios, premios o ascensos, asumir responsabilidades extras, etc.

Causas del síndrome del impostor

Existe causas comprobables que pueden generar el síndrome del impostor, algunas de estas son:

  • Malas comparaciones
  • Miedo a fracasar
  • Baja autoestima
  • Alta exposición a la sociedad

Síntomas del síndrome del impostor

Personas que padecen de esta variable mental tienen comúnmente los siguientes síntomas: 

  • Dudas
  • Incapacidad para valorar de forma realista sus habilidades y competencias
  • Atribuir tu éxito a factores externos
  • Poco tu rendimiento
  • Miedo de no estar a la altura de las expectativas de los demás
  • Sabotaje de su propio éxito
  • Marcar objetivos elevados y decepcionarte cuando no los consigues

¿Cómo combatir el Síndrome del Impostor? 

Reconocer que se padece del síndrome del impostor, es uno de los primeros y principales pasos difíciles de afrontar. Algunas personas que llevan esta carga mental creen que una de las alternativas es volverse jactancioso, pero esta no es la solución.

A continuación, te daré algunos consejos para combatir y superar de manera correcta el síndrome del impostor:

Reconocer los sentimientos

Como lo he dicho antes, es importante reconocer que es lo que se siente y por qué. Debes comenzar por llevar con control diario de los momentos que cada vez aparezcan sentimientos de duda o incapacidad, anótalos en una agenda y posteriormente, trata de explicar el por qué te sientes.

Tienes que ser los más explicito posible sobre cada evento que pases. Es casi probable que, al momento de que este escribiendo tus notas diarias que, veas que no es necesario el preocuparte por esas situaciones.

Ejemplo: Puedes iniciar escribiendo; “Hoy hice una breve presentación en la pizarra del salón de mi universidad, y aunque me dijeron que lo realizaba excelentemente, pude notar que no estaban totalmente sorprendidos por mi capacidad como exponente”.

Posteriormente, utiliza la reestructuración cognitiva para contrarrestar esos pensamientos negativos con afirmaciones positivas, y hacer afirmaciones que te ayuden a neutralizar todos esos pensamientos. Toma con mucha importancia todos esos éxitos que te han llevado hasta donde hoy estás, y que todo no fue por una casualidad de la vida o por suerte.

Comunícate con otros

Comunicarte con otras personas de tu confianza te ayudará a que los demás te entiendan y se relacionen un poco más con tu padecimiento. Abre tu mente para escuchar a las personas que están en tu vida a diario. Sólo así verás que tus miedos no tienen un fundamento específico y que no son necesarios ante una realidad distinta. Crea un plan de respuestas certeras y rápidas Para los momentos que se impongan los pensamientos o diálogos internos negativos, es importante que trates de confrontarlos alejándote del poder emocional de la voz.   

Puedes hacer esta técnica pensando en tercera personas en ti mismo, y permitirte que predominen pensamientos como “¿Por qué hicieron eso?”. Partiendo de esta idea te ayudarás a obtener una perspectiva más objetiva, tanto interno como externo de los pensamientos negativos que te dominan.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sucríbete para recibir información directamente en tu correo
Artículos recientes
Testimonios

¿Necesitas una consulta? Pide tu agenda aquí

Pide tu cita

Nos comunicaremos contigo lo más rápido posible para confirmar disponibilidad

X