Tu relación con el Dinero

Vivimos en un mundo en el que el dinero es la moneda de cambio para casi todo. Prácticamente para cualquier cosa material que desees, necesitas dinero. Todos estamos de acuerdo en que necesitamos el dinero para cubrir necesidades básicas y poder sobrevivir, pero cuando hablamos del dinero que nos permite disfrutar o ganar tiempo para nuestros sueños, tenemos nuestras resistencias. Estas se arman con la mirada de nuestros padres y abuelos, y con la concepción del “deber ser” del grupo social al cual pertenecemos o pretendemos pertenecer.

Pero tener más o menos dinero, no depende solamente de cómo nos relacionamos con la carencia y la ganancia, sino de dinámicas económicas, sociales y políticas bastante más complejas. Cuando el dinero se obtiene con el buen accionar de una relación humana, como es una sociedad o un matrimonio, es muy importante rastrear cuáles son las creencias sobre la carencia de ambas partes, ya que en la energía puede estancarse en alguna parte de la estructura comercial que nos excede.

Las relaciones que se ponen en evidencia a través del árbol genealógico nos permiten entender el esquema que viene viviendo la persona, ya sea a nivel de pareja, económico, parental, por matriarcados o patriarcados, migraciones, accidentes, situaciones fuera de la ley, profesiones, esterilidad, muertes, etc.

En general, el patrón es “no puedo ganar dinero” o “no puedo retener el dinero”. Pero no hablamos de una situación de crisis económica general, sino de personas que sienten que todas sus vidas han luchado con esto. A veces hay un patrón, o un hilo conductor ligado a la escasez: «No puedo tener más que mis ancestros, no me puedo permitir una vida que ellos no tuvieron».

Ganar dinero, a nivel inconsciente, es para muchos un sinónimo de falta de honestidad, entonces surgen pensamientos del tipo: “Si soy una buena persona el dinero no puede sobrar” o “una persona digna es aquella que es sacrificada y a la que las cosas le cuestan”. A veces hay programas de estafa detrás del conflicto, sobre todo en familias donde abundan los secretos, las calumnias, los enemigos, los escraches y las disoluciones comerciales en malos términos.

“No intentes cambiar el mundo, más bien cambia la forma en que miras el mundo”

Debes preguntarte: ¿para qué quieres ganar tal cantidad de dinero?, ¿para acumular?, ¿para asegurarte un futuro?, ¿para disfrutar? ¿Es desde un lugar de miedo a la carencia e inseguridad o desde el deseo de disfrutar y ganar tiempo con tus seres queridos? Y si la respuesta es, por ejemplo, que deseas tener dinero para viajar, ¿con qué finalidad quieres hacer ese viaje? Si respondes: “para aprovechar los años que me quedan”, entonces debes volver a preguntarte: “¿para qué aprovechar los años que me quedan?”, “para ser feliz”.

Esto nos lleva a traducir una idea acerca del dinero: “si no gano dinero no puedo ser feliz”. Si la asociación es “dinero” con “felicidad”, va a ser muy difícil que venga el dinero antes que la felicidad, ya que el dinero es un producto material y la felicidad un concepto mucho más sutil y subjetivo. Por lo tanto, es mucho más factible que de la mano de una relación de felicidad y plenitud, por asociación, aparezca el dinero.

Haz memoria y haz una lista de los pensamientos que tienes sobre el dinero y la gente rica, todo aquello que solías oír en casa, en la tele, por todos lados vamos: el dinero solo trae problemas, si tiene tanto dinero algo malo habrá hecho, el dinero lo ganarás con el sudor de tu frente, el dinero vuela, igual que entra sale, lo puede hacer porque tiene dinero, etc.

Todo esto queda grabado de forma subconsciente en tu mente, y aunque tú ahora quieras tener más dinero y lo veas de forma positiva, indaga un poco en cómo te sientes cuando oyes estas frases y hasta qué punto crees que pueden estar dirigiendo un poco o mucho tu vida.

Es muy importante trabajar sobre nuestras creencias relacionadas con el dinero para poder liberarlas y dejar que la energía realmente fluya y nos traiga mayor abundancia a todos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sucríbete para recibir información directamente en tu correo
Artículos recientes
Testimonios

¿Necesitas una consulta? Pide tu agenda aquí

Pide tu cita

Nos comunicaremos contigo lo más rápido posible para confirmar disponibilidad

X